Expectativas de la migración de futbolistas dominicanos a Bolivia.

El próximo 16 de febrero la liga de fútbol con la mejor concentración de talento dominicano dará inicio, y aunque pareciera que hablamos de la Liga Dominicana de Fútbol, en verdad lo hacemos de la Primera División de Bolivia. En los últimos dos años, y muy especialmente en los pasados dos meses esta liga ha sido el destino de algunos de los mejores futbolistas de la LDF, y varios miembros de la selección nacional. 

Durante la temporada muerta la migración de jugadores de la LDF hacia la Liga de Bolivia se ha incrementado exponencialmente con 9 salidas confirmadas; Carlos Ventura fichó con el Oriente Petrolero, Ronaldo Vásquez y Erick Japa con el Guabirá, Víctor Morales, José Jáquez Jr, Diefri Mensú y Daniel Flores van al Royal Parí, Jean Carlos López y Yohan Parra al Real Santa Cruz. Este gran movimiento de jugadores no tiene precedentes en la historia del fútbol dominicano. 

Ronaldo Vásquez en un amistoso de pretemporada con su club Guabirá. Fuente Twitter de Guabirá.

En esta liga sudamericana ya tenemos ejemplos de jugadores de la LDF que se han devuelto y otros que triunfaron. Se puede decir que triunfaron Edarlyn Reyes (quién fue el primero en llegar y que ha salido dos veces), Dorny Romero (próximo a salir para Kazajastan) y Danco Garcia, así como Jairo Jean (que tuvo algunos problemas por los cupos de extranjeros), y Bryan López.  Pero hubo otros de jugadores que no lograron establecerse como Reyvin de la Rosa y Wilman Modesta. Todos ellos llegaron al Real Santa Cruz gracias a diligencias hechas por Ivan Zerda, ex jugador de Atlántico F.C, quien era asistente del entrenador Andrés Marinangeli en dicho equipo en 2022, y que luego paso a ser director deportivo ese mismo club. 

Zerda cuando fue presentado domo Director Deportivo del Santa Crúz. Foto de El Deber
 

Los jugadores dominicanos se sienten muy atraídos con la idea de jugar en una primera división fuera del país, y sueñan con que esta sea un trampolín para otras ligas como ya lo ha sido para algunos. Por su parte los dueños de equipos bolivianos han visto que estos futbolistas caribeños pueden ser relativamente buenos, y baratos por su origen ya que no se van a cotizar tanto como un argentino o un brasileño. Una relación simbiótica que en un principio parece perfecta.  

Pero hay una letra pequeña en esta oportunidad que han logrado estos jugadores, en la historia reciente de la Liga Boliviana hay graves problemas de pagos a los jugadores.  En noviembre se publicaba la noticia de que solo 1 de 17 clubes estaba al día con los pagos. Para el 12 de enero del 2024 solo Strongest y Bolívar estaban al día son sus pagos, y los clubes que contrataron dominicanos tenían temas impagos por varios meses. Este problema de los pagos es viejo, y ya en 2017 hubo suspensiones en la competencia por falta de pago. El mismo.Edarlyn Reyes llegó a demandar a su equipo Real Santa Cruz, por atrasos en salarios y en bonificaciones.

Edarlyn Reyes cuando militaba en el Real Santa Cruz. Foto de El Deber.
 

Vista la situación, el principal reto de los jugadores dominicanos no será adaptarse a la altura, ni a esta nueva cultura, sino hacerles frente a posibles impagos de salarios en un país ajeno al suyo. Esto podría doblegar el espíritu de más de uno, ya que ser inmigrante es duro, pero ser un inmigrante sin dinero es peor. No se descarta un amargo retorno para algunos que no se puedan adaptar a esa posible situación.Aunque si algunos han aguantado esta situación, ellos también podrían hacerlo.

Ya desde otra óptica la Liga Dominicana de Fútbol es la gran perdedora de este proceso. En primer lugar, se fue una gran parte de lo mejor del talento local; estrellas establecidas como Ronaldo Vásquez, y Jean Carlos López, jóvenes promesas como Yohan Parra y Diefri Mensú, y uno de los mejores del torneo pasado como lo fue Carlos Ventura. Además de eso, ningún jugador dejo nada en la caja chica para su equipo, y solo Pantoja se aseguró algo con Ronaldo. Los equipos perdieron talento y no recibieron nada a cambio, un verdadero desaire administrativo.

¿Cuáles serán los resultados finales para todos de esta gran migración? Ya de por si esto le ha dado visibilidad en otras tierras a los futbolistas de este país, algo que hace una década ni se podia imaginar. Por otro lado se espera una merma en la calidad de juego de la LDF, con un equilibrio hacia la baja, viendo como el tricampeón perdió a varios de sus mejores elementos. Para los jugadores  que emigraron no podremos tener un balance concreto hasta que la temporada vaya al menos por la mitad. Lo único que estoy seguro es que ya sea para bien o para mal, tanto para los equipos como para los jugadores este es un momento parteaguas en la historia.

 

Artículo Elaborado Por:



 

Share on Google Plus

Por M Domingues

"DOCE" Nuestra misión es dar a conocer todo lo referente al Fútbol Dominicano, Jugadores, Equipos y Estadísticas